Cámaras Mirrorless Baratas

Las cámaras Mirrorless baratas o sin espejo son una elección excelente si eres principiante pues son lo siguiente evolución en el mundo de la fotografía. No por ello las reflex van a dejar de fabricarse y de salir nuevos modelos pero estas han venido para la evolución. Por eso te presentamos una serie de las cámaras Mirrorles baratas para que puedas empezar con la fotografía con un sistema de cámaras superior a las compactas y que supone un paso más.

Hay que destacar que al no tener sistema de espejo, estas tienen un tamaño más reducido que las reflex, además de que por ello su sistema es más electrónico que mecánico, por lo que no oirás el clásico chasquido de las cámaras al hacer las fotos.

Pero el sistema para saber elegirlas es el mismo, así que lee la guía.

Las que encontrarás en esta sección son cámaras mirrorles baratas en comparación con otros modelos, porque van enfocadas a aficionados y principiantes. Por lo que las características que encontrarás son de ese nivel.

Panasonic Lumix DMC-GX80

La Lumix DMC-GX80 es ideal para aquellos que no quieran cargar con el peso y el tamaña de una reflex, pero quieren tener un control manual sobre los parámetros de la fotografía, por lo que es ideal para quien empieza. Por su tamaño y versatilidad es ideal para paisajes, viajes y con su disparo rápido y silencioso para la fotografía callejera.

Con un sensor de 16 Megapixeles suficientes para ampliaciones de 42×28 cm sin perder calidad tiene un rango ISO de 200-25600. Además permite elegir el punto enfocado con posterioridad. Para asegurarte que queda lo que te interesa enfocado.

Tiene un modo ráfaga de entre 6 a 8 fotos por segundo, con lo que podrás conseguir la toma perfecta y hacer timelapses. Con un sistema de estabilización de 5 ejes en su modo video, que es capaz de grabar a 4K.

Su pantalla es táctil y articulable en vertical y tiene una conexión Wifi para poder compartir las fotografías con tu móvil al instante.

Lo mejor de esta cámara es que es barata, con una rapidez de enfoque con la posibilidad de no hacer ruido y si sistema de enfoque a posteriori, En contra que la batería podría durar más, pero se puede solucionar adquiriendo una extra.

Sony A6000

Sony ha revolucionado el mundo con su serie alpha por eso en este apartado no podía faltar esta mirrorless baratas. La A6000, potente y ultrarrapida.

Esta cámara va dirigida al aficionado con un nivel medio – avanzado que busca velocidad de enfoque incluso con poca luz. Este modelo ofrece varias opciones personalizables y una calidad de imagen impresionante gracias a su sensor de 24,3 Megapixeles con un sistema de enfoque de 179 puntos y una ISO de 100-25600, con un sistema de exposición prolongada con reducción de ruido.

Con sistema antipolvo. La pantalla que tiene es de 3 pulgadas, pero no es táctil y solo pesa  285 gramos por lo que es una cámara perfecta para llevarsela a cualquier parte.

Lo mejor a destacar es la calidad de la imagen, además de la rapidez del enfoque. Dispone de conectividad por Wifi y NFC por lo que compartir tus fotos será muy sencillo. Lo malo que su pantalla no es táctil y que tampoco graba con 4K.

Olympus OM-D E-M10 Mark II

Ideal para llevarla a todas partes por su ligereza, tamaño y versatilidad. La compañera de viaje perfecta con la que inmortalizar momentos o paisajes increíbles. Siendo de las mirrorless baratas, pero con prestaciones de los modelos más avanzados como la personalización de algunos controles, pero con un manejo muy intuitivo.

Su sensonr de 16,1 Megapixeles con estabilizador de imagen por sensor de movimiento cuenta con un sistema de enfoque por contraste de 121 puntos. Una sensibilidad ISO de 100-25600.

Tiene un sistema de ráfaga de unos 8 fps, con pantalla táctil y abatible. Gracias a ello podrás disparar desde ángulos difíciles para estar detrás del visor.

Es una cámara con Wifi para poder compartir tus fotos de manera rápida y la posibilidad de hacer más o menos 330 fotos con una batería cargada.

Lo mejor es la comodidad de poder llevarla a cualquier parte sin que supunga una carga, además de su enfoque rápido. Lo peor es que a ISO elevado el ruido es evidente, en algunas ocasiones artísticamente queda bien, pero todo es cuestión de gustos.